conker-isotipo

EL IMPACTO DE LA TIPOGRAFÍA

CONKER BLOG

Desde tiempos inmemorables, la tipografía ha sido protagonista en el campo de las comunicaciones con un objetivo claro, contar historias de generación en generación un mensaje de la manera más clara posible a pesar de los múltiples factores que alteran la correcta transmisión entre emisores y receptores.

Con su aparición durante el siglo XVI en la Biblia de Gutenberg, la tipografía empieza a llamar la atención gráficamente, al aparecer de una manera elegante y ornamentada en las letras capitales que inician los capítulos de este sagrado libro. Su importancia llega a tal punto que muchas de ellas son escritas con oro, el metal más preciado en la historia de la humanidad.

El impacto de la tipografía

La tipografía ha tenido una evolución bastante acelerada en términos de su digitalización. Teniendo un comienzo bastante artesanal en lingotes de metal, hoy en día se crean familias tipográficas en cuestión de horas. Actualmente contamos con catálogos gratuitos online que contienen millones de tipografías de diferentes estilos como gótico, serifas, palo seco, redondeadas, vintage, caligráficas entre otras que empiezan a dar forma e identidad a la comunicación gráfica de marcas.

Un gran trabajo en las agencias de publicidad y diseño es encontrar la tipografía adecuada para darle identidad a las diferentes marcas que buscan diferenciarse en un mundo supremamente competitivo en todas las categorías del mercado. En primera instancia lo verdaderamente importante en el uso de las letras es lograr una excelente legibilidad para que cualquier persona pueda leerla. En segundo lugar, la tipografía tiene el poder de transmitir conceptos a través de sus formas, por ejemplo, las tipografías con serifa tienden a verse muy elegantes, aspiracionales y tradicionales mientras que las palo seco buscan conceptos más minimalistas dependiendo de su uso y su familia.

El impacto de la tipografía

La experiencia y la versatilidad del diseñador juega un papel clave en la modificación de las tipografías, con el objetivo de crear una marca diferenciadora y llamativa, por ejemplo, se recurre a juntar caracteres, a omitir ciertas partes de las letras, incrementar su tamaño, sus terminaciones o incluso a cambiarles su dirección de lectura. El resultado final es la creación de un logotipo único que busca marcar la diferencia en un mundo visualmente contaminado donde nacen marcas diariamente y muchas de ellas con una similitud descarada en algunos casos.

Ir arriba
conker-isotipo

MUY PRONTO ESTAREMOS EN CONTACTO. ¡YEAH!