conker-isotipo EL ADN DE TU MARCA

EL ADN: Indispensable para ti y para tu marca

CONKER BLOG

A la hora de hablar del ADN de la marca, hablamos de esa esencia que no puede pasar de largo ni de manera interna ni mucho menos externa. Así como el significado de este término: el ácido nucleico que contiene las instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos; cuando se piensa en este factor de una marca, también hablamos de esas instrucciones que nos ayudan a construir todos los días algo clave: una identidad.

Podemos ponerlo así: ¿Qué es de una persona sin identidad? ¡Exacto! Pensamos lo mismo: no es nada. Así mismo funciona para una marca, este es uno de los factores iniciales que componen esa estructuración que nos acercan y nos ayudan a entender esa razón de ser. No precisamente desde su definición semántica, sino como el origen del significado de la marca.

Lo mejor de tener claro esos factores es que cada uno se va alimentando poco a poco del otro. Pero dejemos algo claro: El ADN de una marca no es simplemente poner posts en las redes sociales sobre los servicios, valor diferenciador y el quiénes somos en unos diseños atractivos. Va muchísimo más allá de eso y eso hace que pasemos al siguiente punto: la filosofía.

Este punto hace que podamos desglosar otros igual de importantes que nos ayudan a acercar nuestra identidad a todo el público externo: objetivos, códigos, tono, dimensión emocional, básicamente es el factor más humano de la marca. ¿Y qué nos permite eso? Que las personas se identifiquen, porque más que una marca estás comunicando: un estilo de vida.

Esos hechos singulares percibidos en el interior y el exterior de una organización se definen como la cultura, otro factor importante en esta receta para crear un ADN efectivo y claro que llegue a cada uno del público externo. Estos son precisamente los que marcan esa diferenciación, posicionamiento y su cohesión interna.

Y ya que hablamos de cohesión, es vital que desde todos los canales de comunicación se hable de ese ADN que, con pocas palabras, se puedan transmitir esos valores, personalidad y propósito que a fin de cuentas nos ayudan a seguir alimentando un rumbo que traerá frutos en cuanto a conexión con los clientes, los porqués y los para qué y esos beneficios funcionales que nos ayudan a tener un alcance emocional y social.

¿Ahora entienden por qué decíamos que lo mejor de conocer todos estos factores es que se alimentan unos con otros? Les dejamos un ejemplo: es inevitable, si quieres un discurso de tu marca conciso y que te ayude a generar un posicionamiento importante no puedes dejar atrás los valores, sus objetivos, su cultura y su identidad.

En conclusión, el ADN de la marca nos ayuda a comprender mejor el lugar que ocupa en el mundo. Tener un panorama general de cómo está siendo visualizada nuestra marca, qué funciona y definitivamente que no.

Por lo tanto, hay que aprovechar los nuevos canales de comunicación, las nuevas tecnologías, la globalización general de las redes para aprovechar esa ventana y entrarle a tu público.

Haz que se enamoren de tu marca, pero antes, conócela muy bien tú mismo.

Ir arriba
conker-isotipo

MUY PRONTO ESTAREMOS EN CONTACTO. ¡YEAH!